Demoliciones y Derribos

Consiste en derruir, destruir o abatir las construcciones o elementos constructivos que sean necesarios eliminar para la adecuada ejecución de la obra, tales como aceras, firmes, edificios u otros y su posterior desescombro.

Incluye las siguientes operaciones:

  • Trabajos de preparación y de protección.
  • Derribo, fragmentación o desmontaje de construcciones.
  • Retirada de los materiales.

Los trabajos que deben realizarse para demoler o derribar requieren una gran especialización, ya que, al retirar elementos pueden aparecer, en muchos casos, elementos estructurales inestables. En ambos tipos de trabajos, por lo tanto, se deben extremar las buenas prácticas.



Galería de imágenes